EL SANSE MÁS SOLIDARIO VIAJÓ AL AMAZONAS

El pasado junio un grupo de jugadores del Sanse Scrum junto con una jugadora de Olímpico nos dirigimos a Perú. Nuestro viaje consistía en un recorrido por el país para conocer las principales atracciones turísticas y ciudades. Uno de los integrantes de la expedición es de Iquitos, y nos habló de un equipo de rugby en mitad del Amazonas.

 Contactamos con ellos previamente y les preguntamos si podríamos ir a entrenar con ellos. Nuestra intención era regalarles 5 balones de rugby por dejarnos participar. Tras varias conversaciones fuimos conociendo al equipo y algunos de sus problemas para entrenar y conseguir material. Es bastante complicado conseguir un balón de rugby en mitad de la selva. En ocasiones tienen que pagar más de 70 $ por un balón, así que quedamos en hacer lo posible por llevar balones para que pudieran entrenar.

 

Al llegar a Iquitos quedamos con Jorge Aspajo, capitán, entrenador y presidente del Manguaré Rugby Club de Iquitos. Estuvimos hablando un rato sobre cómo funcionaban y que liga jugaban. Lo sorprendente es que esta gente entrena para jugar de 2 a 3 amistosos al año y con suerte algún torneo de seven en Lima. Cada vez que quieren jugar tienen que desplazarse en avión o el equipo contrario ha de venir a Iquitos, ya que Iquitos está rodeado por agua en mitad de la selva y solo es posible la comunicación fluvial o área.

 Las instalaciones de entrenamiento del Manguaré Rugby es la céntrica plaza del héroe Francisco Bolognesi. Una mezcla de plaza con una estatua del  héroe peruano en los que se mezclan el cemento y espacios de césped. Tras entregarles 15 balones que pudimos llevar y algún que otro material, estuvimos hablando sobre los jugadores y miembros del equipo.

 

Jorge nos enseñó el único balón que tenían para entrenar, nunca antes había visto un balón de rugby tan desgastado. A pesar de las limitaciones de materiales y espacios, no les sobran las ganas y tienen muchos jugadores que asisten regularmente a los entrenos. El entrenar a unos 30º y una humedad superior al 90% nos confiesan que les aporta una ventaja extra sobre su rival cuando tienen que ir a Lima a jugar y hace que tengan un físico mejor que los contrarios.  Las limitaciones técnicas y la falta de instalaciones no fue obstáculo para darnos cuenta enseguida de que nos encontramos ante un equipo joven, con mucha ambición y garra, jugadores con poco miedo y ganas de aprender. Nos sorprendió gratamente la cantidad de chicas que tiene el equipo y que quieren jugar al rugby. Algo muy complicado de conseguir incluso en países con tradición de rugby. Disfrutamos con ellos de un entrenamiento dirigido por Simón e Iván del Sanse y por Elena Bilbao del Olímpico con las jugadoras del femenino.

Tras compartir con el equipo más de dos horas de rugby, nos agradecieron todos los consejos y materiales aportados, y nos confesaron que gracias a ellos intentarían internarse en el mundo universitario para captar más jugadores. Otro de sus objetivos, además de crecer, es conseguir la cesión de un espacio para poder establecerse y abrir el primer campo de rugby de Iquitos.

 

 

Gracias Pepe (Jose Javier Nicolás) por contárnosla y a Iván Linares, Simón (Albert Zevallos), Kike Masalles, Javier Linares y Elena Bilbao de Olímpico Rugby por participar en ella.

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    fede (miércoles, 07 febrero 2018 17:19)

    Que grandes sois!!!

  • #2

    Deivid (miércoles, 07 febrero 2018 18:54)

    Qué gran experiencia debió ser!! Gracias por compartirla...aunque sea 8meses después... ���
    Recordadla y disfrutadla siempre!!! �


BOLETIN DE NOTICIAS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.