FIN DE UNA GRAN TEMPORADA PREBENJA

Última crónica de nuestros prebenjas esta vez de la mano de Salva, papá de Diego. Sirva para agradecer a todos los padres y madres de este fantástico grupo de jugadores y jugadoras que esta temporada se han lanzado al noble oficio de cronista y nos han contado desde el cariño las evoluciones de sus hijos y sus compañeros por los campos de rugby. En poesía o en prosa nos han hecho disfrutar mucho con sus escritos.

 

Gracias de verdad a todos. Seguiremos la temporada que viene.

 

Qué pena que esto ya se acaba... Gran día para ir a Orcasitas a ver con qué nivel de rugby terminan nuestros chicos. Sol, temperatura perfecta, olor a panceta a la brasa (que tentación) que distrae al más vegano de los humanos. Pues nada, primer partido en el campo de arriba al lado de la chimenea de la parrilla. Menos mal que los chicos habían desayunado bien porque no se distrajeron nada de nada. Partido perfecto, de los mejores que he visto en todo el año…. Placando, pasando, duros y honrados en el esfuerzo. 35-5 a Industriales Amarillo.

 

Una hora más tarde jugamos contra el Quijote… bueno, un mix entre unos cuantos equipos que se organizan para jugar. Como cuando nosotros éramos pequeños, te juntabas con unos cuantos desconocidos y a jugar. Que grande que se pueda ver esto en rugby, pero al lio. Después del partidazo contra Industriales nos tocaba irnos a dormir. Primer tiempo de relax en los que el Quijote, aprovechando la coyuntura, se puso 10-0. Pero en ese momento sale a la palestra esas peaso de entrenadoras que, de buenas bien, pero en cuanto tuercen el gesto el equipo se pone firme, y eso fue lo que paso. Vuelta al esfuerzo, al placaje sin miedo (que recuerdos de esos primeros partidos en los que el contrario terminaba como la camiseta de Ángel Nieto de las pegatinas que poníamos). Remontada épica 35-20.

 

Como no todo es esfuerzo, luego tuvimos ese momento de compartir experiencias, y que mejor manera de un tercer tiempo que, esto es opinión del lector, deberíamos hacer más a menudo.

 

Ya no queda nada de año…. unos subirán a benjamines, otros se quedarán un año más. Por mi parte, dar las gracias a todos. Gran equipo hemos formado este año (padres, jugadores, entrenadores, club…), pero desde aquí darle las gracias de corazón a Leyre. Durante dos años no solo ha entrenado a Diego, sino que le ha educado y le ha hecho mejor persona. Por el bien de este deporte y del Sanse en particular espero que esto sea un hasta pronto muy cortito cortito...eso sí, los Pre-benjas se quedan en las magníficas manos de Eli, por lo que podemos estar la mar de tranquilos.

 

Jugadores: Jacobo, Marcos, Nico, Pablo D., Pablo F., Guillermo, Jorge, Hugo G., Pelayo, Diego, Rafa, Darius y Hugo M. animando desde el banquillo a su equipo.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    fede (jueves, 24 mayo 2018 19:04)

    Bravo, muy buena crónica. Y la mención a la panceta es de matricula de honor, pero no de las de Cifuentes o Casado!!!!!!, jejejejejej

  • #2

    Pilar (jueves, 07 junio 2018 14:01)

    Leyre!
    Gracias por entrenar y educar. Los niños te echarán de menos!. Por mi parte, gracias de corazón por los 4 años que has dedicado a mi hijo y para él, no tengas duda, siempre serás su entrenadora.
    Y especialmente gracias por el equipo que habéis creado este año, donde para la gran mayoría era su primer año de contacto con el rugby. ¡Habéis creado un equipo genial! que ya parece que llevan toda la vida en Sanse.
    Y todo lo mejor en tu nueva etapa!


BOLETIN DE NOTICIAS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.