¿QUÉ TE APORTA EL RUGBY?

Horas de esfuerzo, partidos en que tu alma acaba colgando de tu cuerpo. Más horas de esfuerzo, necesidad de sentirte vivo pisando el campo, de sentirte parte de una familia entre las filas de guerreras que visten tus colores. Y más horas de esfuerzo. Y, es verdad, la gente no siempre entiende que pases una parte tan grande de tu tiempo inyectándole energía a tu equipo, al entrenamiento, a los desplazamientos. Todos estamos de acuerdo, esto engancha muy fuerte y da a cambio mucho más de lo que pide. De hecho, no pide nada. Cuando quieras lo dejas… ¿no?

Cuando inviertes tanto de ti misma en una actividad llega un momento en que te planteas hasta donde quieres llegar, cuál es tu objetivo y qué quieres conseguir. ¿Hasta dónde quieres llegar tú? Nuestros objetivos pueden ser diferentes, pero cuando la vida no gira solo en torno al rugby, sino que este se convierte en un soporte fundamental, de pronto te das cuenta de qué es lo que puede aportarte el rugby a ti.

No son solo sus valores. No es solo la capacidad de convertirte en mejor persona, de dar sin esperar nada a cambio, de escuchar, de apoyar o de aceptar. Es la capacidad que tiene este deporte de enseñarnos a vivir apasionadamente, precisamente a darlo todo por nosotros mismos sin esperar que nadie venga a hacerlo por ti, porque sabes que el avance está en tus manos, en tus piernas. Es por ese aprendizaje de la paciencia, saber que si ahora no eres el mejor jugador, lo serás algún día mientras sigas esforzándote cada día por ser un poquito mejor. Y es justamente esta calma, esta fuerza imparable y esta pasión lo que extrapolamos a nuestra vida y convierte al rugby en un motor del resto de proyectos que desarrollamos.

 

Yo tenía una gran idea en mente. Llevaba años soñando con hablarle al mundo de un lugar llamado Iarnal, una isla que flota en el océano Atlántico a la que estoy buscando el camino y de la que quería contar una historia… Sé que este lugar vale la pena y sé que aquellos con quienes conecte la apreciarán de la misma forma que yo la aprecié. Tardé mucho tiempo en encontrar la forma de contarla, y sobre todo de creerme capaz de hacerlo. Pero yo juego al rugby. Mis entrenadores me han enseñado a buscar el hueco y tirar de piernas con todas mis fuerzas para avanzar al menos un metro. ¡Entonces vi que el mismo principio se podía aplicar a cualquier cosa que quisiera! Tengo el ensayo como objetivo. Tengo toda una multitud de gente que viene a mi espalda a limpiar los obstáculos que me lleven al suelo, a apoyar mi carrera. Tengo la ilusión y la certeza de que todo es posible si busco y encuentro la forma de conseguirlo.

Tengo 40 días, 1800€ de objetivo para publicar el libro, ¡y esto es solo el principio! Tengo muchísimas ganas de contarle al mundo las historias de la isla, de transmitir esa manera de percibir la vida a través de las cosas bellas y hacer de cada momento un instante de amor propio que disfrutar. Animar a la gente a inventar absurdeces con desafiar las limitaciones de la mente y sobrepasar las de la imaginación.

Si quieres conocer más de mi proyecto, entra aquí:

www.vkm.is/ellibrodeiarnal
(hasta el 31 de marzo)"

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    fede (lunes, 07 marzo 2016 15:22)

    ¡¡¡¡¡SIN PALABRAS. NO SE PUEDE EXPLICAR MEJOR LO QUE ES ESTE DEPORTE PARA LOS QUE LO VIVEN!!!!


BOLETIN DE NOTICIAS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.