CUANDO EL JUEGO FUE MOVIDO POR EL TIEMPO

Cronica: Miguel Angel Manso; Fotos: Ricardo Rodriguez


Hay mañanas en las que uno se levanta con un cierto ánimo, ese que nos lleva a responder cuando nos preguntan que qué tal, “pues estoy como el tiempo”, vamos, que sabes que vas a pasar por toda la gama de humores posibles según venga el viento. Pues de esa misma forma parece que amanecieron nuestros muchachos esta mañana. Y la propia climatología cambiante de la jornada venía a confirmar esa idea.

Llegamos a Orcasitas con lluvia, no muy intensa, pero que dejó el ambiente frio para nuestro primer encuentro, contra el CRC Amarillo. A pesar del calentamiento y de los ejercicios preparatorios los dos equipos empiezan el partido con poca intensidad. Pero es a nuestros muchachos a los que parece que les ha afectado anímicamente más esa bajada de la temperatura. Aunque, como ya dije, sabemos colocarnos mejor, en esta ocasión no ocupamos bien todo el campo. Esto posibilita al CRC llegar cerca de nuestra zona de marca abriendo el balón hacia el ala derecha. Conseguimos una melé a favor pero la patada defensiva queda corta, nuestra línea no está bien plantada y nos ensayan.

Pero seguimos como el tiempo, no entramos en calor. El CRC, por el contrario parece sobrecalentado y cometen varias faltas seguidas. Esto, junto a algunos buenos placajes de nuestros chicos, evita que ellos avancen pero no conseguimos enlazar fases de ataque. Al comprobar que no son capaces de avanzar por fuerza, los amarillos deciden volver a abrir el juego hacia la derecha.  En una primera ocasión les paramos por poco, realizamos una patada defensiva, esta vez larga, pero vuelven a enlazar varios pases a la derecha y esta vez si consiguen el ensayo. A pesar de que empieza a salir el sol no es suficiente para calentar el ánimo de los sanseros. Sí lo suficiente para ganar intensidad defensiva y pararles con nuestros placajes pero no para avanzar en ataque. Antes del descanso vemos nubes y claros en nuestro juego. Varias conducciones de Pablo que no tienen continuidad porque no estamos contundentes en los ruck y perdemos algunos. Fin de la primer parte.


En la segunda parte volvimos a un tiempo cambiante, sol, luego nubes, viento y otra vez algo de sol. Y así mismo jugaron nuestros chicos. Empezamos con una buena conducción de Javi. Le placan y perdemos el ruck. Les placamos y ganamos el siguiente ruck. Perdemos el balón pero vemos tres buenos placajes de Pepe. Despiste defensivo nuestro y se escapa un CRC, afortunadamente entre Pepe y Pablo le paran muy cerca de nuestra marca. Vemos otra buena conducción de Javi. Pero continúan nuestros altibajos. Ahora sí llegamos a sus aperturas de balón a la banda. Pero no aseguramos los ruck y volvemos a perder algún balón. Esto nos lleva a una touch cerca de nuestra línea de anotación, la ganamos pero perdemos el balón en el ruck y nos ensayan. A partir de ese momento el sol brilla con más fuerza y también nuestro juego.


Tras la patada de saque robamos el balón y con varias conducciones y contundencia en los rucks nos acercamos a su zona de marca. Golpe a nuestro favor, abrimos bien el balón hacia Yaiza que ensaya fácil. En los siguiente minutos hasta el final, con el sol calentando sobre sus cabezas, nuestros muchachos despliegan su mejor juego, intenso y continuo, pero lamentablemente no conseguimos más anotaciones y termina el partido con el resultado de 1-3.

Otra vez tenemos una larga espera antes del siguiente partido. Esperamos que nuestros chicos aprovechen este tiempo para desprenderse de ese ánimo climatológico con el que han empezado el día.


Y en el inicio del segundo partido, esta vez contra Arquitectura Rojo, parece que es así. Pero también es cierto que en esos momentos es cuando tuvimos el mejor tiempo de toda la mañana. Comenzamos muy metidos en el partido. Llegamos rápido cerca de su línea de ensayo y Sandra está a punto de anotar. Recuperan el balón pero cometen golpe. Sacamos hacia Pablo que con su fuerza habitual consigue el primer ensayo. El sol sigue brillando en lo alto del cielo.


Continuamos con el buen juego, un equipo trabajando como una máquina. Bien colocado, con buenos apoyos, intenso en defensa y en ataque. Tras una touch Carla avanza muchos metros apoyada por sus compañeros. Cuando ellos tienen el balón placamos bien. Robamos el balón en un ruck y con varias fases nos acercamos a la zona de marca. Pablo y Sandra rozan el ensayo. Seguimos con el balón, que llega a Marcos (al que han sus compañeros han estado pasando la pelota siempre que han podido porque antes de empezar les ha contado que le gustaría dedicar un ensayo a su hermana pequeña que está en el hospital) y a base de empuje, con varios defensores intentando pararle consigue posar el balón y nuestro segundo ensayo (Va por ti Natalia, ponte buena pronto.)


Por desgracia una nube comienza a tapar el sol y parece confirmar la influencia que la meteorología está teniendo en la actitud de nuestro equipo. Tras el saque de centro nos roban el balón en el ruck, nos cogen descolocados y nos ensayan. En la reanudación conseguimos enlazar varias buenas fases pero volvemos a perder el balón, lo abren hacia el extremo, llegamos tarde a los placajes y nos vuelven a ensayar. Y así llegamos al descanso.

Comenzamos la segunda parte con el cielo completamente nublado. Sacan de centro, muy largo y hacemos anulado. Melé a su favor a 5 metros de nuestra línea de marca, poca intensidad defensiva, ensayo suyo. Recogen el balón de nuestro saque de centro y realizan varias conducciones que no conseguimos parar por estar mal colocados, no conseguimos placar y nos ensayan de nuevo.


Este parcial de 4-0 consigue que reaccionemos y enlazamos varias jugadas seguidas a base de empuje pero tras una touch montan un maul cerca de nuestra línea, no estamos atentos al balón y nos ensayan fácil.
Otro golpe para nuestra moral. Y ahora el viento empieza a arreciar y la sensación térmica disminuye. Nos tememos una debacle. Pero es en estos momentos cuando nuestros jóvenes luchadores vuelven a desplegar su mejor juego. Otra vez tenemos intensidad y buena colocación. Esto se traduce en varias fases, ganando los rucks con claridad, jugando a la mano con confianza, llegando a los apoyos y marcando un ensayo de las manos de Pablo. En las siguientes jugadas continuamos demostrando de los que somos capaces pero la reacción ha llegado tarde y no hay tiempo para más. Resultado final 3-5.


Esta jornada nos deja sensaciones contradictorias. Tristes por la derrota. Contentos por ver que estamos alcanzando un nivel de juego suficiente para plantar cara a rivales que en temporadas anteriores habían sido muy superiores. Y desconcertados por la irregularidad en la concentración. La parte final del último partido nos demuestra que no era el tiempo el que afectaba a la actitud ante el juego, sino que a veces uno tiene un día así, en el que no está centrado. Esperemos que nuestros chicos aprendan a mantener un nivel de concentración equilibrado para afrontar lo que queda de temporada.


En esta ocasión los integrantes del equipo fueron
Benjamines: Pablo, Yaiza, David, Sandra, Javi, Luciano, Carla y Ricardo
Prebenjas: Marcos, Dani, Iván y Pepe.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Olga (jueves, 26 noviembre 2015 14:10)

    Te vas mejorando.Muchas gracias

  • #2

    fede (jueves, 26 noviembre 2015 18:48)

    Muy bien Miguel, bien contado. Estas cosas les gustan mucho a los chicos y les levantan el ánimo.

  • #3

    Cristina (jueves, 26 noviembre 2015 19:51)

    Gracias Miguel. Gran crónica


BOLETIN DE NOTICIAS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.