DEL DESPISTE AL ORGULLO

24 de Enero de 2015  Crónica: Lucas Sotomayor.

Este sábado nos hemos desplazado hasta Colmenar Viejo para participar en un nuevo evento vespertino de rugby. Mañana fría pero despejada, buen día para jugar en pleno invierno. Esta vez el torneo lo organizaba Colmenar Viejo, equipo de nueva creación que ya desde sus inicios se está volcando con los chavales locales y el rugby base.

Empezamos la mañana jugando contra el Canoe. Nuestros chicos salieron despistados como pocos días se ha visto, y las acciones individuales del contrario encontraban huecos por todas partes y anotaban ensayo tras ensayo. Hubo un par de momentos que parecía que habían despertado, buenas acciones individuales que cambiarían el curso del partido, pero no fue así. El poco tiempo que duró el partido, ya que íbamos a disputar tres esa mañana, no nos permitió ni llegar a quitarnos las legañas. Empezaba la mañana con una derrota merecida y un objetivo aún por conseguir, jugar al rugby.

El segundo partido se jugó contra Colmenar Viejo. El equipo recién formado supo plantar cara en el campo con buenos placajes y mucha garra, pero la experiencia de los nuestros prevaleció. Es difícil hacer un buen juego en este tipo de partidos donde las individualidades funcionan  y todo el mundo quiere marcar su ensayo. Acciones encomiables por una parte, pero fuera de nuestro objetivo que es el de coordinar todas esas individualidades en un todo llamado Sanse. Victoria para nuestros chicos, con un muy buen trabajo por parte del equipo novel. Mi más sincera enhorabuena.

El tercer partido lo disputaríamos contra Olímpico, equipo al que ya nos habíamos enfrentado hasta en dos ocasiones esta temporada. Los chicos ya empezaban a activarse y el partido que prometía intensidad, cumplió. El campo, un poco más pequeño de lo habitual, condujo el encuentro a un combate en el juego cerrado. No existía mucho ancho para correr, así que la lucha fue continua y encarnizada. El partido se lo llevaría el equipo con más predisposición y ganas de lucha, y el joven equipo del Sanse consiguió sacar todo su orgullo y pundonor e imponerse por la mínima a un Olímpico que no se dejaba nada en el tintero. Cometimos de nuevo algunos fallos de colocación, mas en ataque que en defensa, pero son errores que ya no podemos permitirnos el lujo de cometer. Aunque esta vez logramos llevarnos el gato al agua, los partidos igualados se resuelven por este tipo de detalles y debemos cuidar más el no cometer estos fallos. Aún así cumplimos el objetivo de aquella mañana, jugamos al rugby.

Protagonistas: Ricardo, Bruno, Guille, Alonso, Marcos, Jose, Ximena, Martín, D. Navarro, Elías, Javi, Nico, D. Corcoles.

Como siempre dar las gracias a Canoe, Olímpico y sobre todo a Colmenar Viejo por brindarnos esta magnífica mañana de rugby, y por el gran tercer tiempo repleto de bocatas, refrescos y buenas gentes. Por último dar la enhorabuena y mucho ánimo a este joven club, porque están realizando un magnífico trabajo que de seguro les traerá grandísimas alegrías.


SEGUID TRABAJANDO ASÍ AMIGOS

Escribir comentario

Comentarios: 0

BOLETIN DE NOTICIAS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.