EPISODIO IV: UNA NUEVA ESPERANZA

Otra mañana más en Orcasitas. Sin lluvia, ni viento, ni Sol...un día perfecto para jugar al rugby, el día que nos brindó la oportunidad de enfrentarnos con dos de las escuelas más trabajadas del ámbito nacional. Dos escuelas con tradición de décadas que claramente querrían dejar su oficio plasmado en el campo, sin embargo, iban a encontrarse un escollo difícil de eludir. La denominación equipo no puede aplicarse a todo grupo de individuos, sino sólo a aquellos que interactúan, discuten y piensan de forma coordinada y cooperativa, unidas con un objetivo común. Y el joven equipo de Sanse se grabó este calificativo a fuego.

Volvíamos a los terrenos de juego tras un evento un tanto apático el fin de semana anterior. Las sensaciones no fueron buenas y sólo contábamos con un día de entrenamiento entre medias, pero todo el equipo sabía que tan sólo era un problema de actitud y no de técnica. Los objetivos del fin de semana: La colocación, que ya debe de empezar a ser escrupulosa, y por encima de todo volver a tener actitud, a tener garra, coraje, tesón,...en definitiva a jugar al rugby.

Sanse vs Arquitectura

El partido comenzó con posesión para el equipo arquitecto, que atacaba con contundencia y desplazaba el balón de lada o lado del campo, pero su objetivo de desbaratar nuestra defensa se iba a encontrar con que este fin de semana Sanse sí que traía su mono de trabajo. Sanse comenzaba con una magnífica actuación en defensa. Una muy buena colocación culminada con espléndidos placajes impedía que los ataques de los arquitectos llegaran hasta nuestra línea de ensayo. Sin embargo nada es perfecto ni dura para siempre, y un pequeño fallo de colocación hizo que llegara el primer ensayo del lado del Arquitectura.  Ahora llegaba el turno del ataque del Sanse, que con buena perpendicularidad en sus ataques empezaba a hacer daño en la defensa rival. Sin embargo, cosas de la vida, un nuevo fallo en colocación defensiva propiciaba un nuevo ensayo del Arquitectura.

Y es aquí, cuando parece que la suerte no te acompaña, dónde el Sanse se ganó el sobrenombre de equipo.

El Sanse siguió presionando en defensa, placando, luchando cada balón, cada ruck, avanzando en el contacto, apoyando al compañero, contundentes pero con cabeza fría...y así las cosas, empezaron a caer los ensayos por parte de los Crusansers. Llegaba el empate en el marcador y ambas escuadras se dejaban en el campo todo lo que es quedaba para llevarse el gato al agua. Un ensayo para Arquitectura, de nuevo otro para Sanse....y por último,  el ensayo para arquitectura que le daba la victoria. Resultado final: Sanse 15 - 20 Arquitectura

Sanse vs Liceo Francés

Tras la magnífica actuación del primer encuentro no podíamos bajar el listón. Comenzaba el encuentro y la defensa era tan buena o mejor que la del anterior partido. Seguíamos con una buena posición y placando, pero la verdadera revolución vino en el ataque. El Sanse dejaba de lado el juego individual y apostaba por sus compañeros. Así lograba ligar varias jugadas de ataque  y ponía en serios problemas a la defensa rival, pero el ensayo se nos resistía. Sin embargo, de repente la defensa nos dejó de funcionar tan bien como nos tenía acostumbrados a lo largo de la jornada y los placajes que no lográbamos tirar al suelo nos costaban muchos metros. Fruto de estos avances el Liceo conseguía anotar hasta en tres ocasiones previamente al descanso. Sanse también obtuvo su recompensa al buen hacer de su ataque anotando dos veces.

Tras el descanso se incorporaban a nuestra plantilla los jabatos que dieron una lección de coraje y orgullo a todos los presentes. Daba igual el tamaño del contrario, que ahí, en sus pies, había un Jabato del Sanse agarrándole los tobillos. El equipo, siguió trabajando todos en los aspectos, y si bien el Liceo logró anotar hasta en dos ocasiones, iba a ser el Sanse el que mejor juego en ataque ofrecía a los espectadores y fruto de ello el ensayo que ponía el resultado final de: Sanse 15- 25 Liceo

Jugadores: Ricardo, Luciano, Bruno, Marcos, Jose, Iván, Martín, Pepe, Dani y Elías.

Con los objetivos más que cumplidos y mucho por trabajo aún por realizar, podemos concluir que se atisba un gran equipo en el horizonte. Y seguro que nos seguirán dando grandes alegrías y buenos partidos como los de este fin de semana. Ha empezado a germinar la idea de equipo entre estos peque-grandísimos jugadores, y seguirá arraigándose y creciendo al igual que la esperanza del club entero con nuestros magníficos jóvenes.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Miguel (jueves, 04 diciembre 2014 22:25)

    Enhorabuena Lucas y Cristo. Esos resultados contra esas grandes escuelas me parecen extraordinarios. Comenzamos a ver los frutos de tanto esfuerzo.

  • #2

    Juan Andrés (viernes, 05 diciembre 2014 11:36)

    Enhorabuena, ese es el camino, por la parte que me toca, ojalá los Benjas lo encuentren también.

  • #3

    Juan Carlos (viernes, 05 diciembre 2014 19:57)

    Nos ha gustado mucho la cronica y la verdad que hambos partidos estuvieron muy interesantes. Me encanta que nuestro niños se superen cada dia y se lo pasan tan bien en este deporte.


BOLETIN DE NOTICIAS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.